Pregón fiestas Patronales “San Roque”, 14 de agosto de 2018

Bienvenida y presentación del pregonero por la Alcaldesa.

Queridas vecinas, vecinos amigas, amigos pregonero, homenajeado autoridades y compañeros:

Se acabó el tiempo de espera.

Es motivo de alegría, sin duda, volver a daros la bienvenida a la celebración de las fiestas patronales en honor a San Roque.

Siempre he conferido a estas fechas un valor especial, pues han simbolizado para todos un punto de inflexión en el calendario.

Es un buen momento para reflexionar sobre todo lo realizado a lo largo del año y retomar fuerzas para emprender nuevos proyectos. En este camino arduo y difícil, es necesario que todos saquemos de dentro lo mejor de nosotros mismos; compartiendo y aportando nuestro grano de arena al bien común para nuestros pueblos. Deseando sigáis confiando en mí y en nosotros en un futuro con la promesa de que seguiremos trabajando para el bien y los intereses comunes, como hasta ahora lo hemos y estamos haciendo, aunque algunos no lo vean así y llenen nuestro camino de zancadillas.

Como los años anteriores hemos puesto todo nuestro empeño en preparar todo tipo de actividades: deportivas, culturales, musicales y de ocio… todo ello dentro de un programa variado.

Deseo y deseamos que disfrutéis de todas ellas en compañía de quienes queráis así como dar la bienvenida a todas y todos que nos quieran visitar y acompañar.

Salud para disfrutarlo, tiempo para compartirlo y deseos de volver a vivirlo.

En nombre de toda la Corporación y en el mío propio; ¡Os animo a disfrutar otro año más de las Fiestas de San Roque 2018! Y doy paso el pregonero de este año:

Salvador Fernández García, hijo de este pueblo, Cervatos de la Cueza, el pueblo que le vio nacer y crecer verano tras verano, alguien que trasmite tranquilidad y sencillez, que por motivos de estudios y trabajo tuviste que dejar tu querido pueblo, al cual acudes siempre que tienes la más mínima oportunidad, ex concejal, ingeniero industrial, Cervateño de tomo y lomo, miembro de una antigua peña famosa llamada “La Cierva” y recientemente padre de una niña preciosa.

Y sin más dilación y aprovechando un chascarrillo popular, te diré Amigo Salva, que la familia te toca, pero los amigos se eligen, Yo te elegí a ti.

Viva Cervatos!!

Viva San Roque!!

 

Pregón por Salvador Fernández García.

Buenas tardes a todos, los de Cervatos y los que habéis venido al pueblo con amigos y vecinos a disfrutar de las fiestas de San Roque.

En primer lugar, quiero expresar lo orgulloso que me siento de dar el pregón de San Roque 2018 por iniciativa del Ayuntamiento, y por eso quiero dar las gracias a la alcaldesa, Inmaculada y a los concejales Mariano y Leopoldo por haber contado conmigo para este evento.

Valoro que hayan contado conmigo por que soy un tipo normal, que no ha hecho nada relevante a nivel público. Tenemos todos en la mente la necesidad de contar con alguien público para dar el pregón de las fiestas, y yo lo único que soy es un vecino del pueblo, que no ha faltado nunca a las fiestas de San Roque y está muy orgullosos de ser de Cervatos y que vive en Madrid porque allí es donde tengo mi trabajo.

Hoy dan comienzo oficialmente las fiestas de San Roque 2018, las fiestas que todos estamos esperando durante todo el año para estar unos días disfrutando de Cervatos lleno de gente, de actos y de amigos, donde los trabajos se aparcan y se disfruta de la fiesta.

En este pueblo, viví el día a día durante los primeros 18 años y después los veranos, las sementeras, las navidades, Semanas Santas y todo el tiempo que los estudios al principio y el trabajo después me permitía venir, y así espero que siga siendo siempre.

Me gusta Cervatos y quiero estar aquí, quiero estar con vosotros, con todos, dar un paseo por el río, ir a ver el campo o disfrutar del pueblo con los amigos contándonos nuestras vidas, recordando todas las anécdotas que aquí hemos vivido cuando éramos unos chavales; yo por mi parte con José, Marta, Carlos, Alberto, Victor, Quique, Elena, Arancha (que dios la tenga en su gloria), Araceli, Jesus, Josu… todos los amigos que hemos disfrutado y disfrutamos tanto del pueblo, al igual que todos vosotros, igual exagerando un poco algunas cosas que se agrandan en la memoria con el paso del tiempo.

Me siento muy orgulloso de seguir aferrado a un pueblo pequeño. En estos pueblos pequeños de Castilla quien no lo siente suele decir: “si no tienen nada”, pero yo digo que eso no es verdad, algo tendrá cuando seguimos pensando en él desde nuestros destinos y buscamos fechas en el calendario para poder estar aquí, para no faltar a todas las citas posibles.

Ver familias de Cervatos que han tenido una vida fuera por trabajo, pero sin desligarse del pueblo, que se construyen aquí sus casas y tienen su punto de referencia, que pasan aquí tanto tiempo, es muy bonito, y me demuestra una vez más que Cervatos tiene algo que nos atrae a los que lo disfrutamos.

Ver que nuestros mayores no quieren salir de sus casas y se quedan en ellas hasta que su salud se lo permite, ver que los niños y no tan niños siguen y seguimos queriendo venir, es una prueba de su atractivo y su esencia. En estos tiempos donde hay tanta información y donde en cualquier ciudad o pueblo grande no se puede soltar a los niños de la mano porque se ven cosas en las noticias que te ponen los pelos de punta, Cervatos sigue conservando ese espíritu de vecindario sensato y cabal que hace que puedas dejar con toda tranquilidad las puertas de la casa abiertas o a los niños con sus amigos ir y venir para arriba y abajo con sus bicicletas. ¿Hay algo más bonito que eso?

Para mi eso vale mas que la puerta del sol y el arco del triunfo juntos.

No sé si ahora serán tan felices como lo éramos nosotros, me imagino que sí. Yo en mi caso tengo muy buenos recuerdos de mi niñez y juventud en Cervatos. Primero las clases aquí abajo en la escuela con doña Luisa, ahí todos revueltos de todas las edades, que paciencia tenía que tener la maestra con ese montón de niños… después cuando ibas al colegio profesional que ya estabas solo con los de tu edad, las esperas al autobús detrás de la iglesia, esperábamos al autobús a las 9 de la mañana con 7 años, íbamos solos con nuestra mochila detrás de la iglesia y con la esperanza de que no viniera el autobús, para ir a patinar al río o a matar grajos a los postes de la luz, pero nada más llegar ya te decía el aguafiestas de turno, que llevaba ahí media hora, “ya ha pasado para calzadilla” y te arruinaba el día. Ibamos tres en cada asiento; a mí me tocaba ir entre Jesús Miguel, el de Severino y Salvadorin el de la Donata. Si armabas escandalo paraba Jesús o Juanjo, que eran los conductores, en mitad de la carretera de Carrión, que era como la de Villada ahora, ponían el freno de mano, tengo grabado ese sonido del aire del freno de mano del autobús, porque a veces reducía, pero no echaba el freno y seguía, pero cuando echaba el freno… repartía estopa a base de bien con el destornillador, preguntad a Isaac el de Teodoro…. Qué tiempos aquellos. Recuerdo la peña de los Hurras, la primera Cierva aquí en la trasera de Don Fernando y después ya más crecidos nuestra Cierva donde el corral de Pilar Calle y sonrío solo de pensar esas largas noches de San Roque, el Gravirrock, la peña llena de amigos donde quizás un cubata nos hacía ver las cosas del color de rosa, pero no había problemas, ni hipotecas ni nada mas en que pensar que en disfrutar, recuerdo a una de nuestras vecinas ilustres, que en gloria esté, prefiero no decir nombres, que decía en el estanco que en las noches de San Roque en esa peña había mujeres con los pechos al aire, y yo siempre he estado pensando que donde estaría yo en esos momentos que me lo perdí, con lo necesitados que estábamos en esos tiempos de cariño…

Ver a Santos Hacer la primera cacerolada o escrache de la historia en la puerta del señor Agustín (el alcalde) a las 6 de la mañana para protestar porque no le dejábamos dormir, no tiene precio. Ver al Señor Agustín recién levantado entrar en la peña en camiseta de tirantes a las 6 de la mañana con la cara de alguien realmente molesto, mientras la música estaba a tope y tú no podías dejar de reír, ahora lo piensas y te resulta casi hasta cruel, pero en aquellos momentos era muy divertido.

Recuerdo las orquestas, como las disfrutábamos, como ahora las disfrutáis los que tenéis esa edad tan bonita de los 12 a los 20 años que no veis el momento de dejar de saltar y corear todas las canciones dándolo todo.

Los bailes de disfraces, que bueno fue aquel del Papamovil, lo tendremos siempre en nuestra memoria, no he visto nunca a nadie mejor disfrazado de Juan Pablo II que a Carlos, era buenísimo. También hay que reconocer los disfraces de ahora que preparan Lourdes, Coba, Lorenzo, Montse, Agustín, Juan Ignacio, Alvaro, la familia Santiago y todos los amigos que se juntan, los preparan muy bien y dan mucho espectáculo. Contribuyen a que las fiestas sean mejores y eso siempre hay que valorarlo y agradecerlo.

Son muchas las anécdotas y los recuerdos que todos y cada uno de nosotros tenemos, que nos hacen sonreír y agrandan en nuestro espacio el sitio destinado a Cervatos.

También las fiestas se caracterizan por cosas Serias, especial mención hay que hacer a la Cofradía de San Roque que en estas fechas vive su particular celebración honrando a su Santo, quien les da sentido y al que veneran con tanta devoción, que sigan muchos años con esa armonía y vitalidad que les caracteriza y sigan contribuyendo a que esta fiesta sea mas grande.

Para mi ser de pueblo y tener un pueblo donde pasar el tiempo lejos del bullicio y de las prisas es un privilegio, es una suerte haber nacido en Cervatos y poder seguir aquí viviendo el pueblo junto con todos vosotros y compartiendo las alegrías y las penas y espero ser capaz de inculcar a mi hija Sara que sienta Cervatos como su referencia y San Roque como sus fiestas patronales, por esto mismo quiero dar las gracias a mis padres por habérmelo inculcado a mí.

Aquí te sientes parte de un todo, una pieza de este rompecabezas, que aquí se encuentra encajada en su justo lugar, pero fuera de aquí baila por el tablero sin saber bien donde está su sitio correcto. Aquí te sientes parte de los campos llanos y amarillos, de la Cueza, de la Poza, de carresagüeros y de los paredones, de la encina, de la loma, de la vega y del páramo, te identificas con tu entorno y lo tienes controlado. Donde vivo después de muchos años me sigo sintiendo un turista, me da la sensación que el entorno me controla a mí, me dice por donde puedo y no puedo ir, donde puedo aparcar y a que hora, no se si os pasa a vosotros, aquí veo mas gente que en ningún otro lugar, porque creo que lo que importa es ver gente que conoces, con la que puedes hablar, gente que te importa y a la que importas, fuera de aquí veo personas que caminan de un lado para otro, pero no se nada de sus vidas, solo son gente.

Por otra parte, y cambiando un poco de tono quiero que mi paso por este balcón sea un homenaje a aquellas personas que nos han dejado y que han vivido el pueblo desde dentro, con amor al pueblo y orgullosos siempre de pertenecer a Cervatos.

A cada uno de nosotros nos faltan amigos y familiares a los que echamos de menos y echaremos de menos siempre, pero en particular quiero hacer mención a Cristi, Abdoncín, Juli, Arancha y a Jose Mari, que por su edad y por su falta injusta nos sobrecogen a todos, faltas injustas que nunca debieron haber sido y que yo quiero recordar desde aquí y les digo a sus familias que siguen en nuestras memorias y desde allá donde estén siguen con nosotros.

Espero que un año más disfrutemos todos de las fiestas con alegría y armonía olvidándonos de aquello que nos irrita y siendo todos un pueblo unido en fiestas.

Viva Cervatos!!

Viva San Roque!!

 

Presentación homenajeado.

Desde el Ayuntamiento de la Cueza queremos hacer un humilde homenaje a Jesús Pérez Robles, a nuestro modo de ver un hombre SENCILLO, tanto en su manera de vivir como en su manera de expresarse, en su tratamiento y en todas y cada una de sus facetas vitales. TRABAJADOR: siempre haciendo cosas a la gente y al ayuntamiento sacando adelante su faena con dignidad y con un alto compromiso. BUENA GENTE: siempre dispuesto a ayudar a quien lo necesite. ALEGRE: siempre intentando disfrutar de la vida, y transmitiendo esa alegría suya en su día a día con todos.

En fin, muchas más cosas podría decir de él, pero lo voy a resumir en tres más: VITAL Y LUCHADOR y AMIGO DE SUS AMIGOS.

 

Palabras del homenajeado.

Buenas tardes Cervateños y Cervateñas, en primer lugar dar las gracias a la señora alcaldesa que me ha permitido transmitirles unas cuantas palabras que tengo en mi interior que dicen así:

Hace muchísimos años en Castilla y León Vivian infinidad de personas maravillosas, nobles y con gran corazón, particularmente en este pueblo llamado Cervatos de la Cueza, vivía un hombre que le consideraban el hombre más feliz de este mundo, muchos Reyes envidiosos le ofrecían poder y dinero e inclusive le intentaron robar un cofre que supuestamente guardaba en secreto para ser feliz, pero todo era en vano, contra mas lo intentaban más infelices eran y así pasaban los años y el sabio cada vez era más feliz, pero de pronto se le aparece un niño y le dice: -me gustaría ser igual que tú, infinitamente feliz, porque no me enseñas? –Qué debo hacer para conseguirlo?

El sabio al ver la sencillez y la pureza del niño le dice: -Yo te enseñare el secreto para que seas muy feliz, el primer secreto no es otro que una serie de pasos que debes dar a lo largo de la vida, el primer paso es sentir la presencia de Dios en todo aquello que te rodea, por tanto amarlo y darle las gracias por todas aquellas cosas que tienes.

Segundo paso; Quererte a ti mismo todos los días, al levantarte y al acostarte debes afirmar, soy importante, yo valgo, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, yo espero mucho de mí, no hay obstáculos que yo no pueda vencer

El tercer paso es poner en practica todo aquello que dices que eres, es decir si piensas que eres inteligente, utiliza tu inteligencia, si piensas que eres capaz, haz lo que te propones, si dices que eres cariñoso, expresa tu cariño, si piensas que no hay obstáculos que no puedan vencer, proponte metas y lucha por ellas para lograrlas

El cuarto paso es no envidiar a nadie por lo que tienen o por lo que son, ellos alcanzaron sus metas, alcanza tú las tuyas.

Quinto paso es no albergar rencor hacia nadie, este sentimiento no te dejara ser feliz, deja que las leyes de Dios hagan justicia y tu perdona y olvida.

Sexto paso es no apoderarte de las cosas que no te pertenecen, de acuerdo con las leyes de la naturaleza, mañana te pueden quitar algo de más valor.

Séptimo paso es no maltratar a nadie, los seres de este mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.

Y por último levante siempre con una sonrisa en los labios, observa en todo tu entorno las cosas buenas y bonitas, piensa lo afortunado que eres por todo lo que tienes, ayuda a los demás sin esperar que vas a recibir algo a cambio, valora de las personas sus cualidades y darles el secreto para que sean triunfadores, así de esta manera algún día podrán ser muy felices.

La felicidad consiste en que estas vivo, respiras, caminas, tienes el mundo por delante, oyes, ves y percibes la belleza de todo tu entorno, que has optado por el amor como la única fuerza de este mundo, que amas todo aquello que haces.

Cervateños y Cervateñas, todas las personas que estamos aquí presentes desde la profundidad de nuestros corazones que seáis muy felices. Gracias.